Encuentro formativo de los Equipos de Pastoral

El día 28 de octubre tuvimos la formación de los Equipos de Pastoral sobre la Oración Continua de San José de Calasanz. Asistimos de todos los colegios de la Fundación.

IMG_20171028_105110

El encuentro estuvo dirigido por Javier Brines, escolapio que ha realizado un estudio-reflexión
sobre la Oración Continua y está dirigiendo la puesta en marcha en sus colegios de la Provincia
de Betania.

“Recoger y Derramar” es lo que durante el día estuvimos haciendo. Con nuestra actitud de
escucha fuimos disfrutando de las palabras de Javier.

IMG-20171028-WA0011

Quiero hacer a todos partícipes de algunas de las reflexiones que escuchamos:

– La Oración Continua nace de Calasanz, de su experiencia como orante y lo que
transmitió en sus escuelas.
– El Educador, para Calasanz, es un cooperador de la Verdad, por ello debe orar,
testimoniar y educar.
– El ejercicio de la oración nos habla de Piedad y Letras. Esta conjunción se realiza en
esta práctica, con un primer momento en el aula, donde se explica y se instruye; un
segundo momento en la capilla donde se ora, se ayuda al alumno a ponerse en
contacto con Dios.

IMG-20171028-WA0013

– La oración y la vida no se puede separar, se ora desde la vida y es la vida la que ilumina
la oración. Por ello, es el tutor el que debe ser el que dirija la oración, conoce la vida de
sus alumnos y les puede ayudar.
– La oración educa el silencio, provoca a acogida de la presencias de Jesús, es sanación
de la relación con los otros. Por ello la Oración continua tiene tres ámbitos: 1) El
silencio, la escucha, la interioridad; 2) encuentro con Jesús en clave de amistad. 3)
traer la vida a la oración.
– El educador es un elemento primordial, los niños son “sacramento” cercano de Jesús
para los educadores escolapios. Ellos nos educan.

Además de la exposición tuvimos la suerte de realizar una práctica de oración y además
compartir la eucaristía que es la Oración por Excelencia.

IMG-20171028-WA0004IMG-20171028-WA0007

No sólo para el conocimiento sino sobre todo para “gustar la oración”. Damos gracias a Dios
por esta oportunidad y a Javier por su entusiasmo y forma de exponer esta vivencia escolapia.

You may also like...